SALUD TOTAL

LA OBSTETRICIA Y SU ROL FUNDAMENTAL EN EL BIENESTAR DE LA FAMILIA

Si nos preguntamos quién fue la primera persona que nos dio la bienvenida al llegar a este mundo, probablemente muchos dirían que es la madre. Lo cierto es que detrás de cada parto, y antes que nos vea nuestra madre, está un equipo especializado que se encarga de que todo salga bien en ese momento: los obstetras.

Antes conocidas como matronas o parteras, siempre existieron personas que apoyaron la labor de parto de las mujeres. Podemos decir, que la labor del/la obstetra tiene un origen ancestral en el desarrollo de la historia humana, desempeñando un papel esencial en la supervivencia de la especie.

Los partos eran atendidos en los domicilios corriendo con los riesgos que esto implicaba, sin estudio científico y tecnológico, solo la práctica de haber asistido otros partos. Desde entonces se fue tomando interés en la formación de estas parteras para que pudiesen realizar su labor en unas mejores condiciones y mejor capacitadas para dicha labor.

Hoy, el/la obstetra cumplen un rol fundamental en la salud integral de la población, en especial en el cuidado de la salud reproductiva de la mujer; es decir, adolescentes, embarazadas, madres, así como la atención del parto, postparto y al recién nacido. Según la encuesta dada por la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes) 2017 del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), se señala que, en los últimos 5 años se incrementó la cantidad de mujeres que recibieron atención prenatal por algún profesional de salud (97.5%), teniendo la participación de la obstetra en un 80.8%. Esto muestra que cada vez más ellos se están empoderando de su labor con el fin de que todas las personas sean capaces de llevar una vida sexual segura, satisfactoria y responsable, como lo resalta Cinthya Sifuentes, coordinadora de Obstetricia del Complejo Hospitalario Alberto Barton.

En nuestro complejo, el equipo de obstetras brinda una atención que comprende aspectos psicológicos y sociales necesarios, para una profesión que está presente en un período tan especial.  Destaca entre su trabajo:

La proyección en el programa de Planificación Familiar, donde la finalidad es que la pareja tenga un embarazo planificado y en las óptimas condiciones física y psicológicamente como para poder aceptar una gestación. En nuestro país el inicio de vida sexual resulta ser a edad muy temprana, como lo señala el Endes, el 13,4% de adolescentes de 15 a 19 años fueron madres o quedaron embarazadas por primera vez durante el 2017.

La prevención y promoción a través del programa de tamizaje de cáncer de mama y PAP, los cuales buscan concientizar a la mujer en un examen anual para descartar lesiones cancerígenas.

La educación y responsabilidad en el Programa de ITS/VIH, donde se realizan consejerías a la población en general, gestantes y pacientes con TBC vulnerables a la adquisición de estas enfermedades; en el caso de aquellas portadoras ayudarlos a asumir la responsabilidad de un tratamiento oportuno. En el 2017, la encuesta señala que el 98.3% de las mujeres entrevistadas conocen o han oído hablar del VIH/SIDA, aumentando en 1.7 puntos porcentuales con relación al 2012. Este indicador refuerza la importancia de seguir informando y educando a la población sobre el uso de métodos anticonceptivos no solo como protección para embarazos no deseados sino evitar enfermedades de transmisión sexual.

El seguimiento a la gestante en los Controles Prenatales, estrategia preventiva que busca ver a la gestante de manera multidisciplinaria involucrándose con otras áreas como odontología, nutrición, trabajo social y entre todos poder prevenir futuras complicaciones. El ENDES señala que la evolución en atenciones prenatales desde el ño 1986 ha crecido en gran porcentaje, de 54.6% al 97.5% en el 2017; cifra que muestra el interés de hoy en día por llevar un embarazo saludable.

Los talleres de psicoprofilaxis, promovidos desde el primer trimestre de gestación y considerados vitales para toda embarazada. En ellos se imparte, entre otros, conocimientos de nutrición, autocuidado, sexualidad y gimnasia de relajación. 

El empoderamiento que hoy en día tienen en actividades de prevención de enfermedades y promoción de la salud es resaltado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) quien reconoce al obstétrico, como el profesional adecuado para la reducción eficaz y sostenible de la mortalidad materna y neonatal.

Fuente: CallaoSalud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *